El sillon en cuba

Desde hace mucho he querido hacer un Post sobre una de las cosas mas cómodas que tiene el cubano! Nuestro Sillón, Quien no ha sido mecido por nuestras madres o abuelas en uno de nuestros sillones? Pienso quizás no  me equivoco que en muchas casas cubanas o en casi todas hay un par de sillones en el portal.
En el mío junto a las macetas con las  plantas preferidas de mi abuela,  estaban dos sillones de madera con pajilla, que mi abuelo Negrin después de su almuerzo utilizaba para descansar, y allí cogía un diez y  nadie pero nadie podía despertarlo porque con solo levantar una ceja, mi abuela,  yo sabia lo que me buscaba! Pero ….Eso era antes, mis abuelos no tenían que hablar, solo con su mirada  Ya lo decían TODO.



Estando embarazada y preparando las cosas para mi niño porque ya sabia que era varón-masculino-niño-cuarto pintado de azul porque yo lo quería así y punto ! le digo a mi adorado tormento :  Bueno ya tengo todo! solo me falta la cuna y el Sillón  (ya tenia 7 meses ) y Johann: La cuna es muy pronto todavía y el Sillón para que ? Y ahí mismo me dio el ataque de MARIANAO.

YO NECESITO UN SILLON ! como voy a dormir a mi bebe?  como voy a calmar a mi bebe? como le doy la teta a mi bebe ? Ademas se puede parir a los 7 meses y no tengo cuna, mañana por fa quiero una ! Y Johann vio que la cosa se puso fea y me dijo: esta bien buscaremos la cuna y un Sillón, pero no tengo ni puñetera idea donde encontrarlo ! Aquí no tenemos costumbre de sillones ! 
Y es verdad trabajo nos costo encontrar uno ………… recorrimos todo Zürich, pero lo encontramos y lo utilice con mucho amor! Sebastian se quedaba dormido rápidamente y yo me sentía segura,  era como volver al pasado en  mi Cuba, era mecerme y recordar cuando me sentaba con mi mama y ella me pintaba mis uñas de los pies y así se me secaban o también cuando me ponía a leer en el viejo sillón, o simplemente a chismear,  pero el preferido de todas en casa era EL MIO, el azul. 
En mi  primer año mi papa me regalo un sillón de aluminio y fibra  sintética en color  azul, de los que le llaman de suiza y donde esta ese Sillón ahora? Aquí conmigo en Suiza! Cuantas novelas he visto, cuantas películas del sábado por la noche, en el nos hemos sentado, mi mama, mi hermana, mi sobrina y la que escribe  y claro sigue la dinastía con Sebastian, esta viejito pero aguanta como un caballo! Aquí les dejo las fotos para que vean los dos sillones. Ah olvide decirles que ahora a Johann le encanta coleccionar sillones  y lo tengo que empujar para sacarlo de mi sillón el negro, y tenemos un tercero en color gris. 
Mira que los Cubanos tenemos historias con nuestros sillones!  Eso es porque esta en nuestras costumbres, lo tenemos por la comodidad, porque nos llega  como herencia, por moda o simplemente como recuerdo, Señores:   El Sillón es Parte de Nosotros mismos.

Nota: Tienes alguna historia con  tu sillón en Cuba? Cuéntame! 

Entradas populares de este blog

Las Hortensias y la mala suerte.

Amarrar los huevos a San Dimas(encontrar algo perdido)

La Policia de Zürich y el Hall de Giacometti.