Encontrar un local para la Galeria Artemorfosis e inventar el nombre.



Como he adelantado en mi anterior post, ahora tocaba encontrar un lugar que no fuera muy caro y que se ajustara a nuestra idea. 
Periódico que cogía en mano, buscaba detalladamente la parte de la inmobiliaria, caminaba y caminaba la ciudad de arriba abajo, mirando detenidamente cada lugar. 

Encontrar un local  tiene su cosa como decimos los cubanos, el que nos gustaba era muy caro el alquiler, el que podíamos pagar estaba en mal lugar o en un segundo piso y yo  estaba muy clara que debía ser puerta calle, teniendo en cuenta que  los  contratos son de varios años, me parecía a la gran Rosita Fornés en la película Se Permuta, las rutas de los tranvías me las conozco gracias a que tuve que recorrer la ciudad en ellos. 

Un día en casa, busque  en la pagina de Comparis.ch y ahí descubrí lugares interesantes, ya teníamos uno que podíamos ver. Y cuando menos te lo esperas mirando por la ventanilla del tram.... vi otro local que decía, se alquila. 
Fuimos a verlo y era muy caro, pero caminando en la misma dirección Johann vio otro. 

Y gracias a Dios ese fue el lugar que buscábamos.   Y empezaron  las negociaciones, porque nadie  te da un local sin pagar una comisión por  las inversiones anteriores, era una joyería y  la habían pintado de un nuevo color violeta. (abajo foto)





Hicimos el papeleo, y como No podía ser de otra manera, alguien otro lo quería para poner una tienda de mascotas, una semana esperando la decisión,  que NERVIOS!!!! Entonces al dueño del edificio le  pareció mejor tener una galería de arte. 

Felices como perdices!!!

Ahora teníamos un local, puerta calle y con una escalera bien bonita de madera antigua para llegar al segundo piso, sin querer teníamos una Barbacoa cubana, era como estar en centro habana, en las casas de puntales altos que las personas aprovechan para hacer maravillas arquitectónicas similares a las pirámides de Egipto, para  asi ampliar la casa y adorar a los dioses. 

El lugar muy bueno, la parada de bus y tranvía se llama Central, porque como su nombre indica, esta  en el centro.  A una amiga le dije que me comprara una virgen del Cobre en Santiago de Cuba, y regreso con la mas bella que encontró. 

Pronto decidimos  que hacia falta arreglar un estante de cocina, pintar de color pastel  y arreglar  el  piso. Todavía recuerdo el día que termine en el suelo, tarde en la noche escogiendo el color de la madera. Como muchas personas saben en un lugar pequeño debes tener colores claros para crear  efecto de amplitud. Y  lo logramos. Todo en tiempo récord antes de viajar a Cuba. A la misma vez inventábamos el nombre de la galería, Teníamos 2, siempre es bueno un plan B y C y D y F …….  

Habíamos hecho muchas fotos del lugar, teniamos  preparado un diseño de nuestra idea  y volamos a mi bella Habana con permiso de las demás provincias que tambien son hermosas.

Llegamos y empezamos las primeras de las reuniones que a dia de hoy no terminan!  Estaba todo listo,  cuando de repente recibimos un correo de un banco suizo, diciendo que gracias al bloqueo americano, teniamos que cambiar el nombre de la Galeria, esto implica nuevo diseño. Para colmo de males  el chico diseñador tenia que viajar,  y se fue volando.

 Estabamos sin Nombre, sin Logo y sin Diseño!!! No teniamos nada!!!!

Y lo que pasa despues es ya otra historia que  contare en el proximo Post.

Gracias por leer mi Blog. 




Entradas populares de este blog

Las Hortensias y la mala suerte.

Amarrar los huevos a San Dimas(encontrar algo perdido)

La Policia de Zürich y el Hall de Giacometti.