Ritual de Anís, Azafrán y Comino para empezar el Año 2018.

Las especias son las reinas de la cocina, pero también nos pueden ayudar a empezar el nuevo año con buen pie. Muchas personas aunque saben de algunos rituales, no lo dicen por miedo a que las demas personas tengan exito, yo soy diferente y me gusta compartir lo que se, lo que leo, lo que aprendo etc, entonces aqui va para todos algunos trucos utilizados desde hace muchisimo tiempo.

Marco Polo las trajo a Europa desde Oriente y aqui estan para fortuna de nuestros dias.



 Anis.

Tiene el poder de hacernos soñar y despierta nuestra imaginación, nos da ilusion, por tanto quizás nos llegue una nueva idea para nuestra vida, proyecto, o nuestro negocio.

Ritual:
Mete en un saquito de tela blanca, tantas semillas de anis como letras tenga tu nombre, de dia tenlo en la cartera o en tu mochila y de noche ponlo debajo de la almohada.

Azafrán
Procede de la India, hoy en dia el mejor lo produce Irán, tiene el poder de rejuvenecernos, nos da alegria de vida,  buen animo y nos proporciona potencia fisica y mental.

Ritual:
Pon 3 hebras de azafrán o una cucharada si lo tienes en polvo, en un saquito rojo y escribe en un papel blanco tu nombre. Llévalo siempre contigo. Cuando este viejo lo tiras en un bosque.

Comino.
Viene de Turquia, aunque lo asociamos a la India por estar en el curry, tiene el poder de ALEJAR EL MAL DE OJOS. Y nos da energias!!!! Mira que la cocina cubana  utiliza el comino!!!! Y no lo sabía.

Ritual:
Enciende una vela blanca 10 minutos todos los dias y en silencio mirando la llama pide un deseo, en ese momento espolvorea sobre la llama una pizca de comino que tenga su agradable olor. Listo!!!!

Bueno amigos, espero que podamos todos empezar con mucha Salud y Amor este año 2018 y si todo lo haces con Fe, y no deseas el mal,  el Universo mismo se pone de tu parte.

Hacer el bien y no mirar a quien!

Hasta el próximo Post. Gracias por leer mi Blog.




Entradas populares de este blog

Las Hortensias y la mala suerte.

Amarrar los huevos a San Dimas(encontrar algo perdido)

La Policia de Zürich y el Hall de Giacometti.